Los Conjuros de Merseburg

merseburgerzaubersprcheLos conjuros de Merseburg (die Merseburger Zaubersprüche) son dos hechizos o encantamientos medievales, escritos en antiguo alto alemán (Althochdeutsch). Son los únicos documentos existentes en nuestros días que tratan de antiguas creencias paganas germánicas y conservados en su lengua original. Fueron descubiertos en 1841 por Georg Waitz, quien los encontró en un manuscrito teológico de la abadía de Fulda, el cual habría sido escrito en el siglo IX o X, aunque se desconoce la fecha original de los auténticos hechizos. El manuscrito (Cod. 136 f. 85a) estaba albergado en la biblioteca de la catedral de Merseburg, y de ahí su nombre.

Situada cerca de Kassel en Alemania, la abadía de Fulda fue fundada en 744 por Sturmius, un discípulo de San Bonifacio (Bonifatius). Ricamente dotada por Carlomagno, la abadía adoptó la regla benedictina.

En 751, el papa Zacarías eximió a la abadía de cualquier jurisdicción episcopal distinta de la del obispo de Roma, es decir del papa. Bajo la enérgica dirección de Rabanus Maurus (822-842) la congregación, con un efectivo de alrededor de 600 monjes, se impuso como centro científico del Occidente cristiano. La biblioteca, fundada por Rabanus Maurus y por el director de la escuela Rudolf von Fulda, contenía alrededor de 2000 manuscritos. Como consecuencia de nuevas donaciones, adquirió una influencia inigualable para sabios de toda Europa. Por donación de nobles francos, la abadía obtuvo nuevas tierras hasta el valle del Main.

En el scriptorium de Fulda se transcribieron (en el Códice 136 de la biblioteca parroquial de Merseburg) los conjuros de Merseburg, los únicos conocidas en lengua teutónica.

El antiguo alto alemán o “Althochdeutsch” (750-1050) es la primera forma de la lengua alemana de la que se conservan testimonios escritos. Se trata de un grupo de dialectos hablados en el centro y sur de Alemania que se van uniformando poco a poco. Los dialectos más importantes, el franconio renano y el franconio oriental, hablados en la corte, serán los modelos a seguir por los monjes y demás nobles cultos que intentan aclimatar los temas y tópicos más sobresalientes de la cultura cristiana y grecorromana a su lengua materna.

Con antiguo (alt) se hace referencia a la etapa más antigua de la se conservan vestigios escritos en lengua alemana. Se contrapone a medio (mittel) y moderno (neu), adjetivos con los que se nombra a las otras tres etapas evolutivas del alemán (alto alemán medio [mittelhochdeutsch], alto alemán moderno temprano [frühneuhochdeutsch] y alto alemán moderno [neuhochdeutsch]).

Con alto (hoch) se hace referencia a un concepto geográfico, más concretamente orográfico. El alto alemán es la lengua propia de las regiones alemanas situadas en el sur y en el centro del país, esto es, en las zonas de mayor altitud. A las hablas del norte se le aplica el adjetivo bajo (nieder) al estar situadas en las zonas más próximas a la costa.

Por alemán (deutsch) se entiende un grupo de dialectos germánicos occidentales hablados por diversas tribus que ocuparon entre el siglo I y el VII la zona occidental de Centroeuropa (francos, alamanes, bávaros, turingios, etc.).

Cada fórmula mágica está dividida en dos partes: un preámbulo que cuenta la historia de un acontecimiento mitológico; y el propio hechizo bajo la forma de una analogía mágica (“como lo fue anteriormente […] así debería ser también hoy…” ). En forma en verso, los hechizos son de tipo transicional; Se mezclan aliteraciones con rimas terminales desarrolladas por la poesía cristiana del siglo IX.

Hay dos métricas posibles que se pueden utilizar para encantos. La primera, métrica de encantamiento o Galdraháttr, que se compone de la siguiente manera. Líneas uno y tres tienen cuatro aliteraciones, y se dividen por una cesura (una pausa en un verso sugerida por ritmo del habla natural en lugar de por las métricas) y en cada división de cesura con dos aliteraciones en cada una. La primera sílaba aliterada de la segunda línea media tenía que aliterar con una o ambas de las aliteraciones en la primera línea. Líneas dos y cuatro no estaban separadas por cesura y contenían sólo dos o tres sílabas aliteradas, no cuatro. La quinta línea sería la misma que la línea de cuatro, pero con una ligera variación en el contenido verbal.

La segunda forma era la métrica de canto o ljóðaháttr. Esta varía del  Galdraháttr sólo porque que no hace uso de una quinta línea.

Entre los primeros pueblos germánicos, los hechizos tenían la función de «hacer utilizables, gracias al empleo de palabras cautivadoras, los poderes mágicos de los que los hombres querían hacerse servir» (durch die Macht des gebundenen Wortes die magischen Kräfte, die sich der Mensch dienstbar machen will, nutzbar zu machen) (Simek, 1995). Muchas de estas fórmulas mágicas han sobrevivido en el tiempo, particularmente en las regiones de lengua germánica. No obstante, todas ellas proceden de la Edad Media y han sufrido consecuentemente la influencia del cristianismo. Por ello lo especial de los conjuros de Merseburg es que reflejan con claridad su origen pre-cristiano (anterior al 750). Fueron transcritos por alguna razón desconocida en el siglo X por un eclesiástico, muy probablemente en la abadía de Fulda en una página en blanco de un libro de liturgia trasladado después a la catedral de Merseburg. Los hechizos han sido así transmitidos en el dialecto de Thüringen y en minúscula carolingia sobre la guarda de un misal escrito en latín.

La poesía era un arma poderosa en el arsenal del mago del norte, y la mayoría de los hechizos y encantamientos estaban en verso. Esta es un área donde la magia del norte difiere radicalmente de la dependencia de las largas listas de nombres de evocación “de moda” del cabalista o hechicero medieval.

Idise_by_Emil_DoeplerHechizo 1: Liberación de prisioneros

El primer hechizo es un «Lösesegen» (encantamiento de liberación) describiendo como las Idisi (Dísir o Valquirias) liberan de sus grilletes a los guerreros capturados en una batalla. Las dos últimas líneas contienen las palabras mágicas «Liberaros de las cadenas, escapad del enemigo» que se supone deben liberar a los guerreros.

«Eiris sazun idisi
Sazun hera duoder
Suma hapt heptidun
Suma heri lezidun
Suma clubodun
Umbi cuoniouuidi:
Insprinc haptbandun
Invar vigandun»

«Antiguamente las Dísir
estaban sentadas,
sentadas por todas partes
junto a los guerreros.
Algunas ataron con cadenas,
algunas mantuvieron su ejército,
algunas desenlazaron las ataduras de los bravos:
Liberaros de las cadenas,
escapad del enemigo.»

Wodan_heilt_Balders_Pferd_by_Emil_DoeplerHechizo 2: Curación del caballo

Phol está con Odín cuando el caballo de Baldr se tuerce una pata en el bosque. Odín dice entonces: « Hueso a hueso, sangre a sangre, articulación a articulación, de forma que queden pegados ».

Lamentablemente, los nombres de los otros dioses no pueden identificarse con total certeza: los únicos nombres seguros son Uuôdan (Wodan, Wotan, Odín) y Frîia (Freija o Freyja una de las amantes de Odín).

«Phol ende Vuodan Vuorun zi holza
Du uuart demo Balderes Volon sîn vuoz birenkit
Thû biguol en Sinhtgunt Sunna era suister
Thû biguol en Frîia Volla, era suister

Thû biguol en Vuodan Sô hê uuloa conda
Sôse bênrenkî Sôse Bluotrenkî Sôse lidirenkî
Bên zi bêna, bluot zi bluoda
Lid zi geliden Sôse gelîmida sîn:»

«Phol y Odín cabalgaban por el bosque,
cuando el potro de Baldr se torció la pata.
Sinthgunt pronuncia un conjuro Hermana de Sunna
Freyja pronuncia un conjuro,  hermana de Volla.

Odín pronuncia un conjuro, como sólo él sabe:
Así como el hueso se ha torcido, que le ocurra lo mismo a la sangre, que le ocurra lo mismo a la articulación.
Hueso a hueso, sangre a sangre, articulación a articulación,
de forma que queden pegados.»

Dioses mencionados en este poema:

  • Idisi: Nombre asociado probablemente a las Dísir, divinidades femeninas de la mitología nórdica, tales como las nornas y las valkirias, encargadas de decidir quién debía morir en el campo de batalla.
  • Baldr o Balder: El dios de la luz en la mitología nórdica y segundo hijo de Odín. Esta palabra puede significar también señor.
  • Uuôdan: Wodan, Wotan, equivalente de  Odín en antiguo alto alemán.
  • Frîia: Freyja, diosa Vanir de la fertilidad y de la magia, del amor y de la sexualidad, a no confundir con la mujer de Odín, Frigg, aunque algunas personas piensan que estas dos divinidades no están disociadas en el sur de Escandinavia.
  • Volla: Puede referirse a  Fulla, una de las sirvientes de Frigg, junto con Gna y Hlin, otros Æsir.
  • Sunna: Puede hacer referencia a la diosa Sol.

Los hechizos cobraron fama en nuestra época por mediación de Jacob y Wilhelm Grimm, quienes escribieron lo siguiente:

 

Los hechizos fueron publicados más tarde por los hermanos Grimm en “Dos poemas recién descubiertos del período heroico alemán (1842).

El manuscrito de los Conjuros de Merseburg estuvo expuesto hasta noviembre de 2004 como parte de la exposición “Entre la Catedral y el Mundo – 1000 años del Cabildo de Merseburg”, en la catedral de Merseburg. Fue exhibido con anterioridad en 1939.