La Reina Åsa de Oseberg y el argumento “folkish”

Viking-Ship-Museum-OsloEn 1904, un barco de la era vikinga fue encontrado y excavado en Oseberg, en el lado oeste del fiordo de Oslo, al sur de Oslo, Noruega. Los restos óseos de dos mujeres enterradas a bordo fueron examinados antropológicamente durante los años de entreguerras. Muchas preguntas rodean sus identidades y han dado campo a mucha especulación, y mucha gente gusta creer que una de las mujeres podría ser la reina Åsa, la abuela del primer rey de Noruega. Cuando los esqueletos fueron enterrados de nuevo en 1948, unos pequeños pedazos fueron retenidos y almacenados en el Instituto Anatómico de la Universidad de Oslo.

Esos fragmentos han sido ahora datados con radiocarbono con resultados de entre los años 1220 ± 40 y 1230 ± 40 BP. Sus δ13 similares = -21,6 ‰ / – 21,0 ‰ indican que ambos fueron alimentados con una dieta que consistía principalmente de alimentos terrestres y en menor medida de pescado. Para responder a la pregunta de si las dos mujeres estaban relacionadas, el Dr. Tom Gilbert en el Instituto Panum en Copenhague logró obtener un perfil de ADN de la más joven de las dos, el perfil indica que la muestra entra en el haplogrupo U7. Este hallazgo es interesante, ya que este haplogrupo está casi ausente en los europeos modernos, pero es común entre los iraníes. Tal vez esto podría significar que los antepasados ​​de la joven llegaron de alrededor del Mar Negro, como señala Snorri Sturlusson en su saga. Por desgracia, los huesos de la mujer de más edad fueron demasiado contaminados como para proporcionar un perfil claro. Debido a que hay razones para temer que el material esquelético enterrado de nuevo se desintegraría lentamente en los ataúdes, algunos estudiosos deseaban que el montículo se reabriera con el fin de salvar los restos y determinar si es posible obtener otro perfil de ADN antes de que se pierda la única oportunidad para hacerlo.

Las verdaderas causas de sus muertes son desconocidas, ya que parecieran haber muerto de vejez o alguna muerte natural. Algunos sugieren cancer para el mayor de los cuerpos, sin embargo es imposible determinarlo. De igual manera, esto concuerda con la procedencia de esta reina de acuerdo a la Saga Ynglinga escrita por Snorri. Snorri menciona que esta reina era extranjera y provenia de Asia. Una verdad inconveniente para el argumento folkish, que dice que si no se es de descendencia europea, no se puede creer en los dioses nórdicos. Estos hechos podrían ser la prueba definitiva que los Europeos habrían sido inclusivos en sus creencias con extranjeros, al punto de darles un ritual funerario acorde a las creencias “vikingas” y el derecho a gobernar.

Fuentes:
http://www.bitsofnews.com/content/view/5471/
http://eja.sagepub.com/content/9/2-3/185.short?rss=1&ssource=mfr