Urð y Ørlög

norns01Es costumbre que dentro del etenismo y ásatrú se busquen nombres de conceptos que sirvan como etiqueta para poder clasificar nuestras creencias. No es algo tan fácil, ya que se puede caer en el vicio de la conceptualización excesiva. Algunos conceptos ya han penetrado bastante en la cultura y sistemas de creencias del etenista y algunas de sus comprensiones han recibido nuevos significados, algo normal en la evolución de la creencias. Este se debe a la homogeneización de las creencias de las diferentes y distantes tribus germánicas. Sin embargo es también importante conocer qué es nuevo y qué es viejo y qué es una mezcla de conceptos.

El problema se produce a partir de la homogeneización de las culturas germánicas, veamos un ejemplo en el etenismo moderno tenemos estos dos conceptos, “Wyrd” y “ørlǫg”. Son distintos, pero relacionados y es bastante difícil de trabajar en lo que cada uno es y en lo que son diferentes. Sabemos que son dos cosas diferentes, porque ‘wyrd’ es afín a ‘Urðr’ y Urðr y ørlǫg coexisten como palabras diferentes en el idioma nórdico antiguo, lo que da a entender al pensamiento moderno que wyrd/Urðr y orlæg/ørlǫg DEBEN ser un concepto germánico espiritual común de dos partes. Excepto que esto no está confirmado por las fuentes originales que, a mi capacidad de discernir, no muestran en realidad estas dos cosas en distinción. Por todo lado hay autores que explican hermosamente la sutileza de estos conceptos, lo que demanda la pregunta ¿Alguna vez existieron estos conceptos como dos cosas completamente diferentes? En mi opinión, aún queda por demostrarse.

Origen de las palabras

Según A Concise Dictionary of Old Icelandic de Geir T. Zöega la palabra wyrd proviene del Inglés Antiguo. Se deriva de un término germánico común, wurðiz y tiene cognados (una palabra que tiene un origen etimológico común) con wurd del sajón antiguo, Wurt del antiguo alto alemán y Urðr nórdico antiguo. La raíz proto-indoeuropea es Wert, “girar o rotar”, por otro lado Wirth en Común germánico, “que suceda, llegar a ser, ser adeudado”, también Weorþ, la noción de “valor”, tanto en las ganancias materiales y como en el honor.

De acuerdo con An Icelandic-English Dictionary, de Richard Cleasby y Gudbrand Vigfusson, ørlög significa “la ley primordial, el destino, extraño y condenación”. Proviene de las palabras de nórdico antiguo Ór “fuera de, o desde” y lög “ley” con las relaciones a la palabra lögr, que significa “1. agua, líquido. 2. mar “. Su significado literal vendría a ser “lo que sale de la ley” en este caso.

El concepto del destino en el pasado

En las fuentes históricas hay muchas menciones del Örlög, más no tantas del Wyrd, esto debido a que la mitología Anglosajona es muy incompleta y sus fuentes históricas fueron dañadas, perdidas o deliberadamente ignoradas y nunca fueron documentadas. Sin embargo, la mayor de las menciones de Urð hacen referencia a las Nornas y no a un concepto  abstracto por sí solo. Los nórdicos alegoraban sus mitos y conceptos o arquetipos panteistas con personajes o historias mitológicas, no es de extrañarse, era una forma fácil de aprender.

En la mitología nórdica son tres entidades la que se encargan de tejer el destino -Ørlög- de los hombres, llamadas Nornas, sus nombres son Urðr “lo que ha ocurrido”  Verðandi “lo que ocurre ahora” y Skuld “lo que debería suceder, o es necesario que ocurra”). Las Nornas habitan en las raíces del fresno del Yggdrasil del cual riegan y llenan de arcilla sus raíces con las aguas provenientes del Pozo de Urðr  para que éste no pierda su verdor ni se pudra. Por ejemplo en la Völuspá, las Nornas son las dueñas del destino de los hombres, ellas echan sus suertes y deciden el futuro de los humanos.

Þaðan koma meyjar
margs vitandi
þrjár ór þeim sæ,
er und þolli stendr;
Urð hétu eina,
aðra Verðandi,
– skáru á skíði, –
Skuld ina þriðju;
þær lög lögðu,
þær líf kuru
alda börnum,
örlög seggja.
Vienen de allá
muy sabias mujeres,
tres, de las aguas
que están bajo el árbol:
una Urðr se llamaba,
la otra Verðandi,
-su tabla escribían-
Skuld la tercera;
establecen leyes,
deciden la vida
para los hijos de hombres,
destinos proclaman.

La función de las Nornas para determinar el destino de los hombres se alude varias veces en los escritos antiguos. Dos veces, nos encontramos con casos de Nornas que visitan un niño al nacer y pronuncian su destino. Se da en Helgakvida Hundingsbana I:

Nótt varð í bæ,
nornir kómu,
þær er öðlingi
aldr of skópu;
þann báðu fylki
frægstan verða
ok buðlunga
beztan þykkja.
Anocheció en la casa,
y llegaron las Nornas,
quienes darían forma
a la vida del príncipe;
Lo declararon así
un príncipe famoso
y de los líderes
el mejor de fuera.
Sneru þær af afli
örlögþáttu,
þá er borgir braut
í Bráluni;
þær of greiddu
gullin símu
ok und mánasal
miðjan festu.
Trenzaron con fuerza
los hilos del destino,
mientras los fortines
en Bráulund se rompían;
ahí desmadejaron
hebras de oro
en las salas lunares
fijaron el centro.
Þær austr ok vestr
enda fálu,
þar átti lofðungr
land á milli;
brá nift Nera
á norðrvega
einni festi,
ey bað hon halda.
Al Este y al Oeste
ocultaron las puntas,
donde el príncipe
tenía tierras en medio;
colocó una la Norna
camino al norte
encadenado así,
que siempre resistiera

WOLHelgiHundingscideHay muchas menciones parecidas sobre las Nornas visitando a un niño o niña para entregarles sus destinos, ya sea con regalos o habilidades para cumplirlos, como por ejemplo en la Þáttr of Nornagestr, el cuento de Dornröschen o La Bella Durmiente, donde la mujer sabia le entrega primero “virtud”, segundo “belleza” y tercero “riqueza”. Tal vez se puede jugar o atrasar con el seiðr, y aunque los destinos de los hombres se puedan cambiar, siempre van a retomar su curso original. Esto es dicho en el Hamðismál, Guðrún incita a sus hijos a vengar la muerte de su hermana Svanhild. Su expedición contra el rey godo Ermanarico para una venganza exacta estaba condenada. Justo antes de su muerte a manos de los godos en Guðrúnarhvöt 30, el hijo de Gudrun Sörli comenta “ninguno sobrevive a la noche, cuando las nornas han hablado” (kveld lifir maðr ekki eftir kvið norna). El mismo sentimiento se expresa en Fjölsvinnsmál 47:

Urðar orði
kveður engi maður
þótt það sé við löst lagið.
Al decreto de Urð
nadie puede oponerse
a pesar de que incurra en culpa

Incluso el intento de suicidio puede ser fútil, como por ejemplo es mecionado en la Guðrúnarhvöt, estrofa 13, cuando Gudrun intenta suicidarse tirándose de un barranco para ahogarse en el mar y así evitar el destino tejido por las Nornas falla completamente y es arrastrada de vuelta a la playa con vida y golpeada.

Por otro lado, la mencion de “wyrd” suele ser usada en el mismo contexto, tanto en el Nórdico Antiguo Urð, como en el Inglés Antiguo Wyrd, por lo que no sería un concepto diferente a Örlög, ambos signfican destino, solo son palabras diferentes que podrían haber sido diferentes para su uso en métricas poéticas. Una prueba de ello aparece en Beowulf linea 445, Gæð a wyrd swa hio scel (Wyrd -destino- siempre va como ella debe), aquí podemos ver que en el contexto Wyrd es femenina así como y en vez de usar la palabra sajona Orlæg usan wyrd, esto es simple, pues ambas palabras significan esencialmente lo mismo. Por lo que no hace falta darle nuevos significados a una palabra que ya tiene uno.

Usualmente las causas de esta malinterpretación provienen del libro de Paul Bauschatz “The Well and the Tree” donde él expone que ambos términos son un concepto diferente, una teoría rechazada completamente por académicos, así como muchos otros conceptos sacados del libro de Vilhelm Grönbech “The Culture of the Teutons”, que suelen causar confusión entre muchos etenistas.